Concejales de Baruta dan la espalda a comerciantes que piden ser escuchados en Cámara

Baruta, 09 de abril de 2018.- Los concejales del municipio Baruta dieron la espalda a los comerciantes, empresarios e industriales de la jurisdicción que acudieron a la Cámara a pedir un derecho de palabra para exponer nuevamente su molestia por el aumento exagerado en las tarifas de aseo urbano aprobado tanto por el alcalde Darwin González como por el cuerpo de ediles, con el voto salvado del regidor José Alberto Zambrano, y solicitar la reforma de la ordenanza que rige la materia.

Tras celebrar una asamblea en la plaza Alfredo Sadel de Las Mercedes, el gremio de vendedores acudió a la sede del Concejo Municipal para participar de la sesión que estaba pautada para el jueves 5 de abril.

El concejal Omar Villalba atajó a la delegación de comerciantes y empresarios para notificarles la suspensión de la cámara, alegando desconocer las razones por las cuales su colega Armando Machado tomó la decisión. No obstante, en el propio Concejo Municipal fuentes extraoficiales revelaron que la medida fue adoptada una vez se conoció que los representantes del gremio que aporta más del 80% del presupuesto de funcionamiento de Baruta, se disponían a pedir un derecho de palabra.

Villalba, presidente de la Comisión de Ambiente y uno de los que votó a favor del aumento de las tarifas de aseo en 2.416%, se manifestó sorprendido ante la unidad y perseverancia demostradas por esta colectividad que agrupa a comerciantes de todo el municipio y se comprometió a convocar una Comisión Técnica constituida por representantes del Concejo Municipal, de la alcaldía, de la empresa Fospuca y del sector afectado, a fin de debatir el tema.

“Ustedes sostienen al municipio con el pago de la Patente de Industria y Comercio, en virtud de que la morosidad del pago del derecho de frente residencial es muy alta. Y como ustedes cumplen con sus obligaciones, tienen cómo exigir sus derechos”, indicó el edil, tras asegurar no ser su enemigo.

Asimismo, se comprometió a revisar la Ordenanza de Tasas de Aseo Urbano, la cual según él, no establece la figura de la Comisión Técnica, aclarando que la fijación de tarifas es competencia del poder ejecutivo municipal y no de los concejales. “Nuestras competencias se limitan a evaluar lo que concierne a la prestación del servicio”.

Dijo estar conteste con el mal sabor en la boca que dejó en los comerciantes la falta de respuesta de la Alcaldía. “A veces es necesario que ustedes actúen para que las otras partes reflexionen. La ordenanza evidentemente tiene que ser revisada y modificada en algunos aspectos. Ella solo ha sido reformada para adaptarla a la Ley de la Basura nacional”.

Negada sesión extraordinaria

Al llegar al Concejo Municipal, la Secretaría rechazó la comunicación que los comerciantes intentaron consignar alegando excusas burocráticas. El concejal José Alberto Zambrano, presidente de la Comisión de Salud que se encontraba en su despacho, bajó a escuchar el planteamiento y recibió el documento.

El edil se pronunció con respecto al aumento de las tasas de aseo urbano aprobado en enero de este año. Explicó que en esa sesión él fue el único que salvó su voto. “Nos negamos al aumento arbitrario, inconstitucional, ilegal y absurdo de 2.416% porque además está mal planteado”, observando que el anterior aumento de tarifas cobrado por Fospuca a partir de octubre del año pasado, ya era ilegal porque se trató de un aumento lineal, cuya discusión ni siquiera se planteó en la Cámara “sino que lo aplicaron de una vez y en ese momento fue de 200%”.

Zambrano, a diferencia de Villalba, indicó que los aumentos deben ser la resulta de una consulta donde intervengan comerciantes, vecinos, Fospuca y la Cámara Municipal. “Si estamos criticando una cosa, no podemos actuar de la misma manera que criticamos”.

Ante el planteamiento hecho por los comerciantes, industriales y empresarios, Zambrano pidió un tiempo prudencial de 48 horas (que vence hoy lunes 9 de abril), para cumplir con los trámites establecidos en el Reglamento Interno y solicitar una sesión extraordinaria de la Cámara para intentar la nulidad del acto administrativo a través del cual el Concejo Municipal aprobó el aumento. “Este aumento tal como está planteado es un absurdo atropello y como tal, creo que todos los concejales deberían estar de acuerdo con la nulidad del acto”. En caso tal de que no se logre la nulidad, “impugnaremos la decisión ante la vía regular, pero vamos a agotar primero la vía conciliatoria”,  enfatizó.

Los comerciantes, empresarios e industriales de Baruta dejaron claro nuevamente su posición: No están de acuerdo con el aumento de 2.416% de la tarifa de aseo urbano; exigen la reforma a la Ordenanza de Tasa de Aseo Urbano para que se incorpore la figura de la Comisión Técnica que los incluya y considere a la hora de establecer los costes del servicio; exigen la reforma a la Ordenanza en cuanto a la metodología de cálculo; piden celeridad porque se está acumulando el pasivo; mantienen la decisión de no pagar el aseo urbano hasta tanto tengan una respuesta favorable y rechazan la presión que está ejerciendo la Alcaldía de Baruta de exigir el pago del servicio de aseo urbano para renovar la patente de industria y comercio.

A la hora de redactar esta nota, la solicitud de una sesión extraordinaria para intentar la nulidad del acto de enero de 2018 por parte del concejal Zambrano, no había sido aprobada.

Prensa Asociación de Comerciantes del Casco de Baruta